ORACIÓN

Oran como si todo dependiera de Dios y viven como si todo dependiera de ellos. La Visión.

En este preciso instante alguien, en algún lugar está orando, tal vez a través de la palabra, o del pensamiento, o mientras el rotulador o las pintadas en una pared van fluyendo, de esa forma todos ellos se están comunicando con su creador. En las salas de oración 24-7 repartidas por numerosos países los cristianos de diferentes denominaciones están aprendiendo a orar, orando.

La primera noche y el primer día de la sala de Oración 24-7 inicial, empezó accidentalmente en septiembre de 1999. Un pequeño grupo de jóvenes asumieron el reto extremo de orar sin parar durante un mes. Dividieron el día en períodos de una hora, llenaron una sala con inspiración y creatividad creyendo que no aguantarían una semana entera… Dios les sorprendió ¡y no pudieron parar de orar hasta Navidad! La pasión por la presencia de Dios, un aumento de la fe y las respuestas a la oración trajeron nueva vida a su Iglesia.

Una ola mundial de Oración

Desde aquella desaliñada y maloliente habitación santa, la idea y el hambre por la oración se han propagado a todo el mundo. El virus de la Oración 24-7 se ha multiplicado en miles de salas de oración en más de 100 países. Se han hecho salas de oración en las escuelas, comisarías, prisiones, tiendas, festivales, academias navales, caravanas, casas y muchas veces en las propias iglesias. Es difícil seguir la pista a un movimiento de oración que se ha extendido gracias al boca a boca de forma viral a través de Internet y del libro Red Moon Rising. Miles de reuniones de oración que no paran están vinculadas a través de la web para formar así una cadena muy singular de oración ininterrumpida.

Participa

Encuentra la manera de orar 24-7 durante una semana o más, infórmate si hay salas de oración cerca de donde vives y considera la forma de profundizar en tu vida de oración.

Perseverad en la oración, velando en ella con acción de gracias. Colosenses 4:2

FacebookTwitterTuentiGoogle+DeliciousShare